Huella de Carbono

El 14 de marzo de 2014, se aprobó en España el Real Decreto 163/2014 por el que se creaba el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de absorción de dióxido de carbono.

El registro nació con el objetivo de cuantificar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y así cumplir con los objetivos de la Unión Europa para 2020 y del Protocolo de Kioto sobre Cambio Climático.

El objetivo del Registro es que las empresas calculemos nuestra huella de carbono y la reduzcamos.  Voluntariamente podemos registrarla para, después, compensarla a través de proyectos de absorción o sumideros forestales que estén localizados en España, con lo que de este modo, también se impulsará la creación de masas forestales en nuestro país que absorben el CO2.

El registro es de carácter público y se realiza a través de la Oficina Española de Cambio Climático, que depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En Chocolates Artesanos Isabel ya calculamos nuestra Huella de Carbono y contamos con el sello otorgado por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

¿Qué es la Huella de Carbono?

alt="Huella de carbono"

Según AENOR, la Huella de Carbono es “un instrumento para determinar, evaluar y comunicar el efecto de los productos, servicios y organizaciones en el cambio climático”. Es decir, se trata de un certificado que consiguen las empresas u organizaciones, de forma voluntaria, en el que se mide lo que nos cuesta energéticamente generar un producto.

A pesar que en países de Centroeuropa  y en Estados Unidos el cálculo de la Huella de Carbono es algo muy extendido, en nuestro país está menos implantado. Aunque, poco a poco aumenta debido al incremento de concienciación por parte de lxs ciudadanxs acerca del efecto invernadero.

¿Cómo hemos conseguido nuestra Huella de Carbono?

Desde nuestros inicios, en Chocolates Artesanos Isabel estamos muy comprometidxs en producir de forma ecológica.

Como ya sabéis, nuestro chocolate está certificado por Comercio Justo y Agricultura Ecológica, y nuestro proceso de elaboración es completamente artesanal, desde el haba hasta la tableta (From Bean to Bar).  Así que el siguiente paso era medir nuestras emisiones de CO2 en el proceso productivo y sobre todo, comprometernos a reducirlas año a año.

Para conseguir la Huella de Carbono se tuvieron en cuenta varias variables, pero podemos reducirlas a estas tres:

  1. Tipo de energía consumida en el proceso de fabricación del producto. En este caso, la energía que utilizamos para fabricar nuestros chocolates es totalmente renovable.
  2. Medios de trasporte utilizados para llegar al trabajo.
  3. Nuestras cámaras frigoríficas debían cumplir los requisitos en cuanto a emisión de gases y consumo de energía.

¡Queremos seguir reduciendo nuestra Huella de Carbono!

Como veis, este es nuestro granito de arena.  Aunque, éste solo es el primer paso.   En Chocolates Artesanos Isabel nos hemos comprometido a desarrollar un programa de reducción de emisiones para que, cada año, sean todavía menores.

Pin It on Pinterest

Share This